StoreHaus

¿El Cuidado del Piso Flotante puede ser un problema?

galeria-2--pisos-flotantes-laminados-storehaus

Muchos se preguntan si hay problemas e inconvenientes demás con los pisos melamínicos y la respuesta es clara:

Los Pisos Flotantes Laminados son muy sencillos de mantener y no son un problema para cuidarlos. Si lo comparamos con un piso de madera natural es claro que las diferencias son abismales. El moderno material alemán no requiere demasiado cuidado en su uso ni en su mantenimiento ya que no son necesarios paños o trapeadores especiales ni productos caros para su limpieza.

Tecnologías que se renuevan

Como todo producto compuesto fabricado con un fin específico, es necesario de ser posible, saber qué productos tiene el material, cómo es y cómo se fabrica. Así es más fácil poder adaptarse a las leyes que rigen para su buen cuidado.

museo-galeria-pisos-flotantes-laminados-storehaus
Los pisos laminados son muy fáciles de mantener, para espacios de alto tránsito con un paño seco diario o semanal alcanzará y se evitarán horas de limpieza.

¿Cómo es su Composición?

El material utilizado para su fabricación se basa en resinas acomodadas en varias capas. Existen dos tipos de pisos flotantes, los laminados o melamínicos y los fabricados con madera. En el primero de los casos, logran asemejarse a la madera gracias a un laminado de plástico fabricado con fórmica. En el segundo caso, la capa superior es de madera natural con un aspecto brillante de fábrica. 

Estos tablones se ensamblan entre sí mediante el sistema de click, y debajo se coloca una capa aisladora o manto amortiguante. Si un líquido se filtra entre esas juntas se puede alojar bajo las tablas y de no ser ventilado a largo plazo pueden hincharse o deformarse las capas del laminado. Es por ello que es muy importante realizar las tareas de limpieza del piso flotante siempre a seco para asegurarnos de una extendida durabilidad.

Uso y Mantenimiento

El mantenimiento adecuado de estos pisos nunca será un problema. No debemos olvidar que su tecnología viene cada vez más mejorada para que podamos usarlos cómodamente sin estar con preocupaciones como con un piso de madera recién encerado. Según el espesor y marca elegida el piso laminado rondará en una durabilidad de aproximadamente 15 años o muchos más si se tienen más cuidados. 

Les continuamos en el artículo con algunos consejos útiles para el uso que no son problemáticos, ya que son cuestiones ocasionales y no tan cotidiana, pero sí importantes para alargar su vida útil.